SEO y copywriting para profesores online

SEO para dummies enfocado a profesores online

¡Callaos!

O callarse, como decía un profesor mío de ciencias.

Perdonad la parida, es que siempre he deseado decirlo, pero mi lejanía del mundo de la enseñanza ‒tanto on como offline‒ siempre me lo ha impedido y ahora que estoy escribiéndole este post sobre SEO a Alicia y sus suscriptores no he podido resistirme.

Bueno, a la faena. Estoy aquí para hablaros del posicionamiento web primero, y del posicionamiento web en la enseñanza online después. Cuando me inicié en el sector del SEO practiqué con una escuela de español, así que más o menos estoy familiarizado con las técnicas de marketing online que aplicáis o hayáis podido aplicar.

Lo de hablar de SEO de forma genérica es por si alguno está algo perdido. El valor del artículo creo que viene al final, pues sobre posicionamiento web se ha escrito, y mucho, en un sinfín de blogs. Arrancamos.

Eso del SEO, ¿qué es? ¿Para qué sirve?

El SEO o posicionamiento web es un conjunto de técnicas o acciones que se aplican en una web para que posicione mejor en Google.

Posicionar mejor en Google, por su parte, es aparecer en los primeros resultados. Porque si apareces el primero para «profesor online de español» lo lógico es que quien busque justo eso en Google haga clic en tu resultado antes que en otro, ¿verdad?

SEO para la formación online Hay un concepto básico que hay que tener muy claro cuando hablamos de SEO: las palabras clave o keywords. Una keyword es cualquier cosa que se pueda buscar en Google. «profesor online de español» es una keyword. «diferencias entre la pepsi y la coca cola» es otra keyword. «oeindwoindf», también.

La cosa está en diferenciar las keywords potentes de las que no lo son. Si «profesor online de español» sé que se busca 100 veces al mes en España y «diferencias entre la pepsi y la coca cola» se busca 10, la primera será más potente que la segunda. La que con toda probabilidad será una keyword sin potencial es «oeindwoindf».

La gracia en el SEO de una web está en encontrar las mejores keywords para ella. Una tienda online que venda bicicletas se supone que si busca en herramientas como el famoso Planificador de palabras clave de AdWords acabará encontrando palabras como «venta de bicicletas», «venta de bicis», «bicicletas online», etc. Luego lo vemos para vuestro caso, el de la enseñanza online.

¿Cómo se hace SEO?

Hay dos formas o, más bien, dos lugares en los que hacerlo. Uno es en los textos que escribimos para el blog, y ahí lo que haríamos sería una optimización de contenidos.

El otro sitio es en las páginas estáticas o, lo que es lo mismo, en nuestra web. Un SEO bien hecho en nuestra web nos asegura tráfico orgánico ‒de Google, sin pagar‒ a nuestras páginas más importantes: venta de un curso, página donde ofrecemos clases particulares, la home, etc.

Los contenidos bien optimizados, por su parte, nos aseguran tráfico en el blog, que puede acabar de cualquier manera: en suscripción, en solicitud de presupuesto, en navegación por la web, etc. Las páginas bien preparadas tienen optimizadas sus estáticas, mientras que publican contenidos optimizados en el blog cada X tiempo, de forma que su tráfico no deje de aumentar.

Optimizando contenidos

Cuando escribimos un contenido y lo queremos optimizar, lo hacemos para una palabra clave elegida. Vamos a suponer en este caso que queremos optimizar «clases online de español». Un contenido contiene los siguientes elementos optimizables:

  • Title
  • H1 y demás encabezados
  • Contenido
  • Atributo ALT de imágenes

Como esta guía es bastante básica no voy a entrar a explicar a fondo cada cosa. Hay otros elementos como la meta description, enlaces, nombre de archivo de las imágenes y demás que no voy ni a nombrar porque son secundarios comparados con esos cuatro.

El title podríamos decir que es el título de la página en la que se muestra el contenido del post, y el H1 es el título de ese contenido. Ojo: uno es el título de la página y el otro, el del contenido. Evidentemente se van a parecer, pero no tienen que ser iguales.

En WordPress y otros CMS hay plugins maravillosos para rellenar estas dos cosas. Yo uso el Yoast, por ejemplo, pero el All in one SEO también vale.

En estos dos elementos tendremos que tratar de poner nuestra keyword. Así, para el title, por ejemplo, yo elegiría:

Aprende español con nuestras clases online – Escuela de español de Joan Marco

Si os fijáis, estoy metiendo «clases online» y «español» dos veces. No está la keyword entera porque la he descompuesto, pero debido a la creciente semantización de Google esto no tiene por qué ser perjudicial.

Nota: mi ejemplo es algo largo. Procurad no sobrepasar los 60 caracteres contando los espacios al escribir un title.

De H1 pondría:

Clases online de español

Fijaos, es la keyword tal cual, sin añadidos ni nada. A mí personalmente me gusta darle fuerza aquí más que en el title. Podéis cambiar, o podéis fragmentar la keyword también en el H1; mientras tenga los términos interesantes y el usuario no vea cosas raras cuando entre, suficiente.

El resto de encabezados no os recomiendo que los bajéis de H3. Solo puede haber un H1, pero varios H2 y varios H3. Es como un periódico: el H1 es el nombre, los H2 los titulares y los H3 los subtitulares.

Podríamos poner algunos H2 tales como ¿Por qué elegir estas clases de español?, Precios de las clases, Las ventajas de estudiar online y demás. Es decir, tenemos que intentar poner la keyword fragmentada. Este es un ejemplo muy agresivo, porque en todos los H2 hago referencia a la keyword; lo ideal es que seamos más naturales y haya encabezados en los que no ponga nada de la keyword, sino que sean simplemente para guiar al usuario que lea el post.

En el contenido, cuando escribamos, tendremos que colocar de vez en cuando la keyword elegida. Yo siempre intento ponerla como mínimo una vez completa, y luego ya me pongo a escribir y los términos individuales me salen solos: repito varias veces «clases», «español», «online» y otras relacionadas como «aprender», «internet», «profesor», etc. Estas palabras semánticamente relacionadas os ayudarán a posicionar el post.

Como consejo extra para el contenido, una práctica muy habitual en un SEO es poner la keyword en el primer párrafo y en el último. Luego ya, libertad total. Recordad, de todos modos, que no hace falta que escribáis para Google, sino que lo ideal es que lo hagáis para vuestros lectores, considerando a Google como uno de ellos.

Hace dos años se podía ser agresivo escribiendo, pero ahora Google quiere que seas muy natural dándole a la tecla. Ojito.

Terminamos con las imágenes. En WordPress, cuando insertamos una imagen en un post y abrimos sus atributos, veremos un campo arriba que dice «Texto alternativo». Lo que pongáis ahí será el ALT de la imagen y sí, bingo: en el ALT también conviene meter la keyword.

Sed semánticos aquí también. Aunque ese ALT no lo vaya a leer un usuario, sí lo lee Google y como siga aprendiendo y empiece a entender y vea que ponéis incoherencias como «aprender español valencia» o «clases español barcelona», que no son semánticamente correctas, os sancionará y os hundirá.

Optimizando páginas

Habéis visto cómo hacerle una optimización básica a un contenido. Los posts se diferencian de las páginas en que hay mucho margen para escribir texto. En las páginas no, porque normalmente ofrecemos servicios y si lo hacemos largo y aburrido el posible cliente se nos puede despistar.

¿Cómo resolvemos el SEO en las páginas estáticas, entonces?

Tan sencillo como darle un poco de caña al title y al H1 y jugar con los encabezados. No tenemos a mano 1.500 palabras para densificar términos interesantes, así que nos tenemos que valer de lo que tenemos: title, encabezados, imágenes…

El nivel de agresividad os recomiendo que sea similar al de los posts e incluso un poco más; es decir, muy suavecito.

Para medir el bajito y suavecito se puede usar un término algo obsoleto llamado keyword density. Si tengo 100 palabras escritas y «aprender» aparece cinco veces, su keyword density será del 5%, un valor escandalosamente alto. Un 2% a mí ya me parece muy alto. Un 1% medio-alto y alrededor del 0,5%, razonable.

La experiencia de usuario

Es imprescindible que mencione que hay otra cosa que a Google le gusta mucho, y es que vuestros usuarios encuentren en vuestras páginas lo que estaban buscando cuando os eligieron a vosotros antes que a un competidor.

Esto se consigue escribiendo un contenido coherente con la keyword que optimizáis. Si queréis posicionar vuestra página con «escuela de español» luego no habléis de escuelas de francés o de María de los Palotes, porque los usuarios huirán. Hablad de vuestra escuela, de lo que ofrece, de por qué es mejor que las otras, de sus precios, de su historia, etc.

Si conseguís que un usuario se dé por satisfecho tras leer una página o un post vuestro, entonces Google os premiará y vuestro SEO mejorará. Tenedlo en cuenta para cuando escribáis; por mucho SEO que hagamos, tratad de pensar siempre en el usuario en primer lugar.

El SEO para formadores online

Más o menos ya sabéis lo que deberíais hacer para optimizar vuestra web, al menos por encima.

Suponiendo que seáis formadores online, mi recomendación personal en cuanto a arquitectura web es que en la home tratéis de posicionar vuestra marca personal y una keyword muy genérica. Algunos ejemplos:

Joan Marco + Profesor online

Joan Marco + Clases de español

Joan Marco + Profesor de español

Joan Marco + Aprender español online

¿Con cuál me quedaría? Tendría que hacer lo que se conoce como keyword research o investigación de palabras clave, lo que os he comentado antes. Podéis echar mano de SEMrush, del Planificador o de alguno de los servicios SEO que ofertan páginas como la que monté hace unos meses.

Después, dependiendo de si sois una sola persona o una escuela, valoraría el tener una página de cursos o servicios y optimizaría cosas como:

  • Cursos de español
  • Cursos online de español
  • Cursos de español online
  • Clases individuales
  • Clases por skype

Lo demás, en cuanto a SEO, a mí ya me chirría. Podéis hacer un Sobre mí en el que habléis de vosotros o de vuestra escuela, pero sin optimizar. Es muy recomendable; como copywriter os animo a que lo hagáis y si le preguntáis a Alicia os dirá que ni lo dudéis.

También tendréis que añadir una página de contacto y sacar un blog en el que vayáis publicando artículos semanal, quincenal o mensualmente. Eso ya depende de vuestra capacidad de trabajo. La mía no es especialmente alta, así que publico poquito.

En los posts que escribáis podríais optimizar cosas relacionadas con vuestros servicios, de modo que vuestro público entre al post desde Google, lo lea, le guste y decida aprender con vosotros. Todo lo que no queráis optimizar en vuestras estáticas, al blog. Vuestro tráfico aumentará y si tenéis un copywriting bien hecho en vuestras webs las conversiones se dispararán. Para ello, me consta que Alicia entiende del tema 😉

 

Despedida

Bueno, pues ya hemos terminado. Espero haberos sido de ayuda. Si no ha sido así, por favor, decídselo a Alicia o comentádmelo a mí personalmente ‒estoy en JoanMarco.com‒ para que si otro día comete la insensatez de invitarme a escribir en su web, lo haga con más acierto.

¡Mucha suerte a todos!

joanmarco.com copywriter turísitico
Joan Marco

Copywriter turístico 3.0. Me gusta viajar, la Coca Cola, la NBA y dar empujones a empresas del sector turístico para que aumenten sus ventas y reservas a base de copy y contenidos de calité. Le doy a la tecla en JoanMarco.com y también hago mis cosillas en Copyatinta.com.

Deja un comentario